LA NATURALEZA NOS HA DADO DOS OÍDOS Y UNA BOCA... 

...PARA ENSEÑARNOS QUE MÁS VALE OÍR QUE HABLAR